Navegar / buscar

Educar desde la felicidad.

Hoy en día por falta de tiempo, por estrés de los padres, por las exigencias de la sociedad actual, educar a un hijo, en algunos casos, se convierte en una carga, y además en una carga pesada, que no nos deja disfrutar ni vivir con normalidad el desarrollo de nuestros hijos.

Para conseguir la tranquilidad que nos facilite educar desde el optimismo, desde la alegría, desde la curiosidad, de vez en cuando es necesario parar para observarnos y reflexionar cómo estamos viviendo la educación de nuestros hijos.

De una forma amena y vivencial y a través de la auto observación mostraremos:

–       Cómo parar para observarse.

–       Cómo averiguar qué nos genera ansiedad en relación a la educación de nuestros hijos.

–       Qué hacer para conseguir que una situación que nos angustia, la podamos vivir desde otro punto de vista y emocionalidad.

–       Nuestros hijos: una fuente de recursos inagotables.