Navegar / buscar

El peso de las expectativas ajenas.

Sobre todo cuando somos niños, pero también cuando nos hemos convertido en adultos vivimos cada día pensando en cómo responder a las expectativas de los demás. Como padres y profesores tenemos la responsabilidad de ser conscientes del peso que depositamos en nuestros hijos cada vez que generamos una expectativa y se lo hacemos saber. Esto puede ser estimulante y animar en el desarrollo de nuestros niños, pero si estas expectativas no responden o no se adecuan a la forma de ser de cada niño/a, no están alineados con su a su talento y sus intereses, puede convertirse en un generador  de infelicidad y ser un elemento negativo en su crecimiento.

De una forma amena y vivencial y a través de la auto observación mostraremos:

–       La importancia de tomar consciencia sobre las expectativas que generamos.

–       Cómo etiquetamos a los demás

–       Juicios que ayudan / juicios que

–       Como transferimos nuestras propias frustraciones