Navegar / buscar

Profesores

Actualmente la sociedad, dadas las grandes transformaciones que está sufriendo,  está modificando sus exigencias con respecto al rol que los docentes deben desarrollar. Se pide no solo que transmitan conocimientos si no que formen a los alumnos para que aprendan y desarrollen habilidades que faciliten su desarrollo, adquiriendo compromisos, responsabilidad y sean personas con un alto grado de inteligencia emocional y capacidad para auto motivarse y aprender a lo largo de toda su vida. Por otro lado, la comunicación con las familias también se ha vuelto más compleja, al mismo tiempo que su colaboración e implicación en el sistema educativo de sus hijos se muestra más necesaria que nunca.

Por todo ello se hace necesario que el equipo docente, además de tener una formación adecuada para transmitir conocimientos, adquiera nuevas competencias que permitan  también acompañar a los alumnos:

  • Motivar e impulsar el compromiso de los alumnos con su propio éxito académico.
  • Detectar las creencias que limitan las acciones del docente y la de los alumnos y de qué manera se puede pasar a la acción.
  • Mejorar la convivencia, el ambiente en el aula.
  • Minimizar el estrés.
  • Facilitar y mejorar la relación con las familias.
  • Mejorar la comunicación con los alumnos para que la relación sea más efectiva.
  • Aprovechar el conflicto en el aula como una herramienta más para el aprendizaje.
  • Tener la capacidad de reconocer el potencial personal de cada alumno para que estos puedan descubrir y desarrollar lo mejor de sí mismos.